Cómo afrontar, paso a paso, el primer impago en tus inversiones hipotecarias

0 Flares 0 Flares ×

La inversión en préstamos con garantía hipotecaria se caracteriza por ofrecerte una alta rentabilidad a cambio de tener que soportar un nivel de riesgo muy bajo, ya que tanto tu inversión como tus intereses están completamente garantizados por un inmueble de calidad.

Sin embargo, cada cliente a quién le prestas tu dinero es único, lo que hace que cada operación sea también única y diferente de las demás. Esto implica que a veces se produzcan impagos, los cuales forman parte de la naturaleza y del día a día de este tipo de inversión.

Por este motivo, hoy queremos explicarte cómo afrontar el primer impago en tus inversiones hipotecarias para que mantengas la calma en todo momento y no te asustes en el caso de que una de tus operaciones sufra un impago.

Haz seguimiento de tus inversiones para detectar el impago

Lo primero que debes hacer ante una situación de impago es detectarlo. Para ello deberás hacer un seguimiento de tus inversiones hipotecarias, lo que implica revisar que en las fechas acordadas el cliente te paga los intereses y te devuelve el principal de tus inversiones sin problemas.

Básicamente tendrás que hacer seguimiento de dos tipos de operaciones. Por un lado, en las operaciones a cuotas deberás comprobar que mensualmente cobras tus intereses, mientras que por el otro, en las operaciones sin cuotas deberás verificar que el cliente te devuelve tu inversión junto con los intereses correspondientes al vencimiento del préstamo.

En este sentido, recuerda que para poder hacer un seguimiento adecuado de tus inversiones con garantía hipotecaria deberás invertir a través de una empresa intermediaria que no sea depositaria de tu dinero, como Silex Gestión. De esta manera el cliente te ingresará el dinero directamente en tu cuenta, lo que te permitirá detectar un posible impago el mismo día en que se produzca.

Y es que en caso de invertir a través de una empresa que sí sea depositaria, la inversión irá a a nombre de dicha empresa y tú no sabrás siquiera si se producen impagos o no, perdiendo así el control sobre tu inversión. Para saber más sobre los riesgos que implica invertir a través de empresas depositarias, te invitamos a leer los principales riesgos al invertir en préstamos hipotecarios.

Comunica el impago en la mayor brevedad posible

Una vez has detectado un impago, aunque sea un simple retraso en una cuota, debes comunicarlo enseguida a la empresa intermediaria que te haya facilitado la inversión para que esta pueda poner en marcha los procedimientos oportunos para recuperar tu dinero.

Si detectas el impago justo cuando se produce o poco tiempo después y lo comunicas enseguida, aumentan las probabilidades de que este se pueda solucionar sin mayores problemas, reduciendo así el riesgo de que se convierta en un caso grave de impago.

En este punto consideramos importante recordarte que es sumamente esencial que inviertas tu dinero a través de empresas intermediarias que se encarguen de gestionar los impagos, de manera que tú, como inversor, únicamente tengas que preocuparte de detectar y comunicar el impago en un primer momento.

En Silex Gestión ofrecemos a nuestros inversores una de las tasas de impago más baja del sector, gracias a nuestra experiencia filtrando las mejores operaciones potenciales. Aún y así, por la propia naturaleza de este tipo de inversión, a veces nuestros inversores también sufren impagos.

Y, cuando estos nos los comunican, iniciamos enseguida los procedimientos que tenemos establecidos en estos casos para recuperar su dinero de manera que ellos no tengan que preocuparse absolutamente por nada, y obviamente sin ningún coste adicional para ellos.

Averigua el motivo del impago

El siguiente paso consiste en averiguar el motivo del impago. Y es precisamente en este punto del proceso cuando resulta evidente la necesidad de invertir a través de una empresa intermediaria que pueda ocuparse de averiguar el motivo por el cual el cliente ha incumplido con sus obligaciones.

Si te buscas tú mismo tus propios clientes, o si la empresa que se encarga de proporcionarte las operaciones potenciales no quiere saber nada del impago, tendrás un problema, ya que deberás encargarte tú mismo de localizar y contactar al cliente para tratar de averiguar los motivos del impago.

Así pues, en este momento queda evidenciada la importancia de tener detrás el respaldo de un equipo con experiencia que pueda gestionar el impago de manera eficiente, profesional y con las máximas garantías para que este no vaya a más y se pueda solucionar sin mayores complicaciones para ti.

Clasificar el impago según su riesgo

Una vez se conoce el motivo por el cuál el cliente ha incumplido con sus obligaciones, se debe clasificar el impago en función del riesgo que implique para el inversor. En otras palabras, se debe clasificar según el riesgo que exista de que dicho impago se prolongue en el tiempo y se extienda a pagos futuros.

Obviamente no es lo mismo un retraso de unos pocos días en la cuota de un préstamo con vencimiento a varios años, que un impago de varios meses en una operación en la que se debe devolver el total de la inversión y pagar los intereses al vencimiento.

Para poder clasificar correctamente el impago, como inversor debes disponer de un sistema robusto, eficiente y probado que te permita saber desde el primer momento si ese pequeño impago puede convertirse en un caso grave en el que haya que tomar medidas más serias.

Una vez más, se pone de manifiesto la importancia de invertir a través de una empresa que disponga de estos sistemas y sepa aplicarlos con la mayor efectividad posible, de manera que tú, como inversor, puedas saber en todo momento la situación real de tus inversiones temporalmente impagadas.

Encontrar la solución óptima para todas las partes

Clasificar el impago no solo sirve para determinar el riesgo y la situación real de tus inversiones en préstamos con garantía hipotecaria, sino que además te permite enfocar la situación de la manera más adecuada para encontrar la solución óptima para todas las partes, esto es, tanto para el cliente como para ti como inversor.

En este sentido, y recordando siempre que cada operación es un mundo, podemos clasificar las soluciones más habituales en tres naturalezas distintas:

Solución 1. El cliente se pone al día con los pagos

Esta es una de las soluciones más habituales entre los casos de impago con las que nos encontramos en Silex Gestión. En la mayoría de ocasiones se produce en operaciones a cuotas en las que el cliente, por alguna razón, se retrasa temporalmente en el pago de una de ellas.

Nuestro equipo de cobros se encarga de contactar con el cliente, averiguar el motivo del impago y acordar que en un corto periodo de tiempo este se pondrá al día con los pagos. Y, aunque como te comentábamos este tipo de situaciones se produce sobre todo en operaciones a cuotas, también nos lo podemos encontrar algunas veces en inversiones sin cuotas con vencimiento a un año.

Sobra decir que esta es la solución más deseable, tanto para el cliente como para el inversor, por lo que estamos satisfechos de que la mayoría de impagos queden solucionados a través de esta vía.

Solución 2. La refinanciación

Cuando el cliente no puede ponerse al día con el calendario de pagos previamente acordado, se le propone refinanciar la deuda. Para ello nos encargamos de buscar a otro inversor que quiera entrar en la operación, de manera que el cliente pueda usar ese dinero fresco para devolverte tu inversión más los intereses pactados.

Por lo tanto, con la refinanciación se consigue que el primer inversor salga de la operación y el cliente pase a tener la deuda con el nuevo inversor, con el cual no está en situación de impago. Así pues, la refinanciación es una buena alternativa para evitar casos graves de impago.

La refinanciación es una buena alternativa para evitar casos graves de impago. Clic para tuitear

Solución 3. El proceso judicial de ejecución hipotecaria

En los casos más extremos en los cuales el cliente no acepta la refinanciación y hay claros signos de que este no podrá devolver la deuda, y únicamente en estos casos, se opta por la vía judicial para iniciar un proceso de ejecución hipotecaria.

Este proceso consiste en solicitar que el inmueble que actúa como garantía salga a subasta para que se adjudique al inversor, de manera que pueda venderlo para recuperar su inversión, cobrar los intereses pactados, los intereses adicionales de demora y hacer frente, además, a todos los gastos ocasionados por el proceso judicial.

Aunque esta solución no es agradable para ninguna de las partes, se trata del recurso final que el inversor tiene a su disposición cuando se han agotado las demás vías y no se han encontrado soluciones al impago. En este sentido, en Silex Gestión también nos ocupamos de todo el proceso sin ningún coste adicional para nuestros inversores.

Recuerda en todo momento que tu inversión y tus intereses están garantizados

Es importante que durante todo el proceso tengas muy presente que tanto tu inversión como tus intereses están completamente garantizados por un inmueble de calidad. Por este motivo es esencial que inviertas a través de una empresa intermediaria que no sea depositaria de tu dinero, que tenga el equipo y la experiencia necesarias para filtrar solo las mejores operaciones y que, llegado el caso, se ocupe de toda la gestión del impago sin ningún coste adicional para ti.

Además, debes tener presente también que el hecho de que el cliente incurra en un impago no implica que tu dinero deje de devengar intereses. Por lo tanto, aunque el cliente no te pague y en ese momento no ingreses dinero, legalmente tendrá la obligación de pagarte durante todos los meses que dure el impago, añadiendo además un porcentaje adicional del 2% en concepto de intereses de demora.

Así pues, aunque tu objetivo debe ser recuperar tu dinero lo antes posible para reinvertirlo de nuevo en otro préstamo, los casos de impago no solo no deben ponerte nervioso, sino que pueden ayudarte incluso a potenciar sensiblemente la rentabilidad de tus inversiones hipotecarias.

Logo silex gestion

​Si quieres recibir directamente en tu e-mail el contenido más fresco de Silex Gestión, suscríbete a nuestra lista de correo.

 

Cómo afrontar, paso a paso, el primer impago en tus inversiones hipotecarias
5 (100%) 2 votes
0 Flares Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies