Los 5 principales riesgos al invertir en préstamos hipotecarios y cómo reducirlos casi a cero

0 Flares 0 Flares ×

La inversión en préstamos hipotecarios te ofrece la mejor relación rentabilidad / riesgo del mercado. Y es precisamente de esta segunda variable, el riesgo, sobre la que queremos hablar hoy para explicarte todos los detalles que debes tener en cuenta para reducirlo casi a cero.

Antes de empezar queremos recordarte que invertir siempre implica un riesgo, por pequeño que sea, y los préstamos hipotecarios no son una excepción. Por este motivo, aunque este tipo de inversión te ofrezca una rentabilidad superior a la media teniendo que soportar un riesgo menor que la media, este no se puede eliminar completamente.

Dicho esto, en Silex Gestión no nos conformamos con un riesgo bajo, y por esto hoy vamos a explicarte cuáles son los principales riesgos que tendrás que asumir al invertir en préstamos hipotecarios y qué puedes hacer para reducirlos lo máximo posible, casi a cero.

Riesgo nº1 al invertir en préstamos hipotecarios: perder parte de tu inversión

Perder dinero es, inevitablemente, la primera cosa que nos viene a la mente cuando hablamos de riesgo. Y con perder dinero nos referimos a perder parte de nuestra inversión inicial. En el caso concreto de la inversión en préstamos hipotecarios, implicaría perder parte del préstamo conocido técnicamente como “principal”.

Cuando prestamos dinero a alguien lo hacemos con la intención de que nos lo devuelva, junto con los intereses acordados que serán nuestro beneficio. Por lo tanto, el riesgo de perder dinero aparece cuando la persona a quien le hemos concedido el préstamo tiene dificultados para hacer frente a los pagos.

Si finalmente esta persona no pudiese (o no quisiese) devolver el préstamo, nosotros como inversores perderíamos la parte que quedara pendiente en el momento del impago. Pues bien, antes de que te lleves las manos a la cabeza debes saber que los préstamos hipotecarios se caracterizan precisamente por eliminar completamente este riesgo.

Y, ¿cómo se consigue eliminarlo del todo? Pues exigiendo a quien concedemos el dinero que aporte un inmueble como garantía del préstamo. De ahí el nombre de préstamos con garantía hipotecaria. Este inmueble debe estar libre de cargas (no tener ninguna hipoteca pendiente). Además, lo ideal es que esté situado en una zona que favorezca la venta y que tenga un valor de venta razonable según el importe del préstamo sobre el cual actúa como garantía.

Así, como último recurso en caso de impago grave, el inversor puede abrir un proceso de ejecución hipotecaria para ejercer su derecho sobre la garantía de su inversión. Y como el valor de venta debe ser suficiente para asegurar el importe del préstamo, el inversor se asegura conseguir el dinero suficiente para recuperar la inversión inicial más los intereses acordados.

Dicho esto, es importante que recuerdes que la mayoría de operaciones se pagan sin problemas, por lo que como inversor en préstamos hipotecarios debes tener muy claro que tu objetivo es cobrar tu principal y tus intereses para buscar otra operación y mover el dinero.

Dicho en otras palabras, tu objetivo final no debe ser iniciar un proceso judicial de ejecución hipotecaria, sino hacer operaciones viables y sin incidencias, de manera que el inmueble que actúa como garantía sea sólo eso, una garantía que te permita descansar tranquilo sabiendo que tu inversión está completamente asegurada.

Riesgo nº2 al invertir en préstamos hipotecarios: sufrir un retraso en los pagos

Un segundo riesgo al invertir en préstamos hipotecarios está relacionado con el hecho de sufrir retrasos en los pagos acordados. En el caso de que hayas concedido un préstamo a cuotas, por ejemplo, mensualmente te ingresarán en tu cuenta la cuota acordada, que corresponderá en parte a la devolución del principal y en otra parte al cobro de tus intereses.

En algunas ocasiones puede que la persona a quien le prestaste tu dinero no pueda pagarte a tiempo y esto se traduzca en un retraso en el pago. Esto sucede algunas veces y forma parte de la naturaleza de la inversión en préstamos hipotecarios, por lo que no debes obsesionarte con ello. En muchos de los casos en los que se produce un retraso, este acaba siendo algo puntual.

Sin embargo, como inversor querrás estar cubierto frente a este riesgo, por lo que debes saber que en Silex Gestión diseñamos las operaciones de tal manera que si en la fecha de vencimiento no te han devuelto tu dinero y los intereses acordados, tú como inversor tienes el derecho a seguir devengando intereses durante todos los meses que transcurran hasta que se te devuelva el dinero.

Imagina que prestas 20.000€ a un año, con unos intereses del 12,5% y a devolver en un único pago al vencimiento. Esto significa que al cabo de un año la persona a quien le has prestado tendrá que devolverte los 20.000€ más los intereses, que en este caso ascenderían a 2.500€. Por lo tanto, tendría que devolverte un total de 22.500€.

Si llega el vencimiento y la persona no te paga, el préstamo sigue devengando intereses durante todos los meses hasta que te lo devuelva. De esta manera puedes estar tranquilo de que, si en vez de doce meses la operación se completa en quince, durante los tres meses adicionales de impago tu inversión seguirá generando intereses.

Además, en Silex Gestión incluimos en todas las operaciones que ofrecemos a nuestros inversores unos intereses adicionales de demora del 2%, tal y como establece la Ley. Esto significa que los intereses generados durante todo el periodo de impago son un 2% superiores. Volviendo al ejemplo anterior, durante los tres meses adicionales después del vencimiento los intereses serían del 12,5% + 2% = 14,5%.

Riesgo nº3 al invertir en préstamos hipotecarios: no tener el dinero a tu nombre

Este tercer riesgo no es tan conocido y son muchos los inversores que no lo tienen en cuenta a la hora de invertir. Nos referimos al riesgo de no tener el dinero a tu nombre, sino a nombre de la empresa intermediaria que elijas para encontrar y tramitar las operaciones.

En este sentido existen dos tipos de empresas de intermediación: las depositarias de tu dinero y las no depositarias. Cuando una empresa es depositaria de tu dinero significa que tú le entregas el dinero y ella lo invierte a su nombre. Algo parecido al caso de los fondos de inversión. Obviamente el dinero sigue siendo tuyo, pero la inversión no está a tu nombre sino a nombre de la empresa.

En el caso de los intermediarios no depositarios, en cambio, el dinero está en todo momento a tu nombre, ya que estas empresas se dedican única y exclusivamente a unir clientes con inversores. En este caso el dinero pasa directamente de tus manos a las del cliente, y viceversa.

Sabiendo esto es fácil ver que si entregas tu dinero a un intermediario depositario, si este quiebra puedes perder tu inversión, ya que el dinero está invertido a su nombre, no el tuyo. Además, debes tener en cuenta que en estos casos no mantienes el control directo sobre tus inversiones, ya que es la empresa la encargada de controlar que se cobran las cuotas acordadas en los plazos estipulados.

Por lo tanto, si quieres eliminar este riesgo debes elegir una empresa intermediaria que NO sea depositaria de tu dinero. De esta manera mantendrás en todo momento la titularidad de tu dinero, podrás controlar directamente si recibes los pagos acordados dentro de los plazos preestablecidos y no correrás el riesgo de perder tus inversiones en caso de quiebra de dicha empresa.

Si inviertes en préstamos hipotecarios, elije una empresa intermediara que no sea depositaria de tu dinero. Clic para tuitear

En Silex Gestion entendemos esto perfectamente y por este motivo no somos depositarios de tu dinero. Así nos aseguramos de que todos nuestros inversores mantienen el control sobre su dinero y sus inversiones en todo momento de la forma más transparente posible.

Riesgo nº4 al invertir en préstamos hipotecarios: no asegurar tus inversiones legalmente

De nada sirve que el cliente prestatario aporte un inmueble de calidad como garantía si la operación no cumple los requisitos legales que te garanticen poder reclamarla en caso de impago grave. Como inversor querrás que todas tus inversiones estén reconocidas legalmente para estar totalmente tranquilo.

En este sentido, todos y cada uno de los préstamos que concedas deben estar correctamente redactados y firmados ante notario. Además, posteriormente deben inscribirse en el Registro de la Propiedad pertinente para que quede constancia de que tú eres el beneficio de la hipoteca de ese inmueble, de manera que puedas reclamar en caso de impago grave.

Cumpliendo estos dos pasos, el notario y la posterior inscripción en el Registro de la Propiedad, asegurarás tus inversiones desde el punto de vista legal y tendrás la tranquilidad de saber que todos los documentos y trámites son legales y válidos. Por este motivo es imprescindible que elijas una empresa intermediaria seria y con una amplia experiencia, como Silex Gestión.

Riesgo nº5 al invertir en préstamos hipotecarios: concentrar en exceso tu capital

Este es otro de los riesgos al invertir en préstamos hipotecarios que muchos inversores pasan por alto, concentrar en exceso todo tu capital en unas pocas operaciones. Obviamente, si dispones de cantidades modestas que únicamente te permiten hacer una, dos o tres operaciones al año, no tendrás que preocuparte por ello.

Sin embargo, si dispones de capitales mayores, como por ejemplo varios centenares de miles de euros, deberás evitar concentrar todo o gran parte de tu capital en unas pocas operaciones. Y ahora es cuando te preguntarás que, si todas tus inversiones están garantizadas, ¿qué problema hay en concentrar buena parte del dinero en unas pocas operaciones?

El riesgo no está en perder dinero, que ya has visto que está cubierto con la garantía inmobiliaria, sino en el riesgo de sufrir retrasos en los pagos. Imagínate que colocas buena parte de tu capital en un par o tres de operaciones y resulta que son precisamente esas dos o tres las que sufren retrasos en los pagos.

Aunque sabes que acabarás cobrando tu principal, los intereses pactados y los intereses adicionales de demora, puede que tardes un tiempo en cobrarlas. Y, si necesitas dichos ingresos, un impago que afecte a buena parte de tu capital y tus ingresos puede suponer un problema serio para ti.

Por este motivo es recomendable que, en caso de disponer de grandes cantidades de dinero, separes tu capital entre varias operaciones, las cuales serán totalmente independientes unas de otras. De esta manera conseguirás eliminar el riesgo de que buena parte de tu dinero se quede sin aportarte liquidez durante cierto periodo de tiempo.

Finalmente, añadir que si no necesitas los ingresos de tus operaciones, puedes permitirte el lujo de concentrar todo tu capital en unas pocas operaciones, ya que un retraso en los pagos no te supondrá ningún problema.

Conclusión

En este artículo te hemos mostrado cuáles son los 5 principales riesgos al invertir en préstamos hipotecarios y lo que puedes hacer para reducirlos casi a cero, de manera que puedas mejorar todavía más la excelente relación rentabilidad / riesgo que te ofrecen los préstamos hipotecarios. A modo de recordatorio, los 5 principales riesgos son:

  • Perder parte de tu inversión
  • Sufrir un retraso en los pagos
  • No tener el dinero a tu nombre
  • No asegurar tus inversiones legalmente
  • Concentrar en exceso tu capital

Así pues, recuerda garantizar siempre tu inversión con un inmueble de calidad, pacta intereses de demora más elevados para compensar los periodos de impago, elije siempre una empresa intermediaria que no sea depositaria para mantener en todo momento el dinero a tu nombre, asegura siempre tus inversiones documentándolas de forma adecuada ante notario y llevándolas al Registro de la Propiedad pertinente y, en caso de disponer de cantidades elevadas para invertir, evita concentrar tu capital en unas pocas operaciones.

Con estos sencillos pero potentes consejos podrás estar tranquilo y disfrutar de una excelente rentabilidad en tus inversiones. Y si estás buscando una empresa que te ayude con todo el proceso y te encuentre operaciones viables, recuerda que en Silex Gestión tenemos una amplia experiencia en ayudar a nuestros inversores a conseguir la máxima rentabilidad por su dinero con un riesgo casi nulo.

Logo silex gestion

​Si quieres recibir directamente en tu e-mail el contenido más fresco de Silex Gestión, suscríbete a nuestra lista de correo.

Los 5 principales riesgos al invertir en préstamos hipotecarios y cómo reducirlos casi a cero
5 (100%) 2 votes
0 Flares Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies